Pilates

¿Que es?

Es una excelente ejercicio para cualquier persona, incluyendo a las mujeres embarazadas y para la recuperación post parto.
Se trata de un sistema de entrenamiento físico y mental creado a principios del siglo XX por el alemán Joseph Hubertus Pilates, quien lo ideó basándose en su conocimiento de distintas especialidades como gimnasia, traumatología, ballet o yoga, uniendo el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación.


Al principio fue llamado por el propio Pilates Contrología (Contrology), debido a que recalca el uso de la mente para controlar el cuerpo, pero buscando el equilibrio y la unidad entre ambos. El método se centra en el desarrollo de los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y dar estabilidad y firmeza a la columna vertebral.

Durante el embarazo es muy importante la realización de ejercicios dirigidos para tonificar y flexibilizar suavemente la musculatura de la pelvis, la práctica de Pilates mejora la condición cardiovascular y muscular, favoreciendo la corrección postural, fortificando la musculatura profunda y evitando un aumento excesivo de peso, proporcionando a la mujer embarazada una mejor condición física general.

Los ejercicios se realizan sobre colchonetas y son ejercicios que se hacen de forma suave y lenta, pero en un gran estado de concentración, preparando a la futura madre para el parto, y si se sigue haciendo luego del parto, le proporcionará a la madre una rápida recuperación física.

Antes de comenzar a hacer cualquier tipo de ejercicio debes consultar a tu médico para que te haga un chequeo a ti y a tu bebé y te de el apta médico. También te recomendará cuantas veces a la semana podrás realizar Pilates.

Los beneficios se notarán en el área pélvica, la zona abdominal, los glúteos y en la fuerza de los brazos. La respiración es muy importante en la práctica de cada movimiento y esto también ayuda a prepararse para una correcta respiración durante el parto. La práctica constante del Método Pilates durante el embarazo, alivia los dolores lumbares (muy frecuentes a medida que la panza crece) y mejora la irrigación sanguínea, evitando posibles várices y calambres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s